2/18/2009

Pretérito presente

Había que ser valiente. Gritar antes de salir de casa y ponerse la sonrisa en el espejo del portal. Absolutamente necesario; no podía no ser. No quedaban posibilidades de fallo, todas las partidas habían sido ganadas por el contrario. Era el momento justo.
Me pinté una cicatriz con el perfilador de ojos, maquillé mis arrugas con el iluminador. Todo listo, preparada.
Ahora ten cojones y mírame de frente.


5 comentarios:

Princess Valium dijo...

uuuuuauuuu....¿guerrera?
Me gusta ;)
Besitos

Nuskens dijo...

Saca el látigo!!!!

Me encantas cuando das guerra!!!

Quacking-pingüino dijo...

Sufrimiento?
Rencores y dolor?

Este ocaso naranja de Occidente y todas sus barrocas tragedias...

Saludos!!

Vanlat dijo...

Sufrimiento, dolor y rencores. Eso es lo de siempre. Lo que hay lo que se puede encontrar, lo que se puede hasta buscar.
La cosa consiste en mirar de frente.

[Gracias, chicas]

Quacking-pingüino dijo...

... y, sobre todo, no volver la vista nunca.

Saludos!!