7/07/2008

Fines de semana

Están pasando cosas. Siemprepasancosas. Ahora están pasando muchas cosas que me tocan muy dentro.
Tengo una niña de 7 años que reclama mi atención insistentemente. Se me ha olvidado decirle que estoy con ella. Quiere que le dé caricias y besos. Tan ocupada en sentir otros, que me olvidé de ella. No te preocupes, cariño, estoy de vuelta. Esta mañana hubo muchos besos y caricias y hasta nos fuimos de compras las dos juntas.
Ha sido un fin de semana largo y difícil. Ha sido un fin de semana precioso, emotivo, trabajado, pensante... agotador. Productivo, vamos. Ya estoy conmigo.
Antes pasaron cosas. Cosas relacionadas con autobuses y otras metáforas que no entiendo o no quiero entender o no sé entender. Hubo risas varias, pero escasas. Me sentí querida, amada, por gente que no debía quererme ni amarme y por otros que me encanta que me quieran y me amen.
Mi madre me regaló cuentos que hablan de ella y de mí, pero sobre todo de ella. Se quiere y me quiere (de segundas, eso es casi lo más importante).
Ando con la cabeza un poco pa' dentro y debo estudiar, nada es más ni es menos.

Ahora mismo, que mi familia entra cada dos segundos en mi burbuja, sólo quiero que sea mía un rato (la burbuja, que la familia ya lo es).

1 comentario:

coloccio dijo...

Autobuses, curioso. Algo me pasó con autobuses

concretamente con 20 autobuses, o con uno de ellos.

no se, autobuses