4/29/2007

Agustín Sánchez Antequera (I)

PALABRAS INVOLUNTARIAS

no soy responsable de todo lo que escribo.

cuando me caliento,
las neuronas van tan deprisa
que escribo cosas
que no quiero
o no pienso,
son caprichosas
y funcionan a su aire,
asocian ideas sobre la marcha
y así van apareciendo las palabras.

hay un toque de azar en cada verso.

aunque después corrija
y pulimente los textos,
algunas ideas que surgieron inconscientes,
debido a esas neuronas caprichosas,
permanecen.

y esas son las mejores,
las que no suelo borrar,
las dejo,
a pesar de que no sé
muy bien qué quieren decir.

me basta con saber que quieren decir algo,
aunque yo no lo sepa.

ya vendrá el encargado de descifrarlo.

a veces no las borro,
sencillamente porque no
acabo de adivinar cuáles son.

pero sé que están ahí.

palabras con vida propia.

palabras involuntarias.

De Almacén de palabras, 2004.

1 comentario:

Cocò Masel dijo...

Curioso y vibrante. Debí haberme remitido hasta ese primer verso antes de juzgar (mal) a los hombres que escriben.

Curioso y vibrante también que me encuentre entre tus reflejos.


Curioso que justamente hoy.


Un besote.