11/07/2008

Conversaciones


Algunas son como el sexo.

Siempre quieres más.


5 comentarios:

Quacking-pingüino dijo...

El sexo es quizás la única actividad que nos absorve tanto que olvidamos estar guapos de cara al público (cuando se está en ello).

Las conversaciones, en ese sentido, son puro narcisismo.

Exhibicionismo.

Búfalo dijo...

De acuerdo con los dos.
En Sevilla, a veces, lo hacía con las ventanas abiertas. El simple hecho de pensar que podría vernos alguien me hacía sentirme más bello, de alguna manera, me esforzaba en hacerlo mejor.
Llegué a hacer seniales de luz a una ventana con una silueta. Me respondió dos veces. Nunca supe si era un chico o una chica. En fin.

Alunos exhibicionismos tienen sus mieles. Empezando por hacer un blog y hacerlo impúdicamente público.

samsa777 dijo...

E-X-A-C-T-O

Vanlat dijo...

Hablar y joder es siempre morir, en cierta parte y de cierta manera. Rompemos la imagen que el otro tiene de nosotros, basta una palabra, un gemido, una caricia, una idea para cambiarlo todo...
Personalmente, lo mejor es una mezcla de las dos.
Igualito igualito que un Eiskaffe de Vainilla.

Vanlat dijo...

Me he quedado pensando que, además, algunas conversaciones están tan mal vistas como el sexo...