6/07/2008

Una tarde de estudio

... da para mucho.
Te da para pensar en los campos semánticos, en los tipos de interrogación, en los beneficios para el receptor y para el emisor, en lo beneficiosa que es la lengua, en lo inefable de las palabras, por extensión en el examen del otro día (y en la familia de los profesores, desde el cariño, claro...), en que echo de menos a Lucas, en Veva, en Gabardina, en el significado de las palabras, en el frío de mis pies y lo poco que me quejo, en la leche que dieron a una que yo me sé, en el correveidile de los apuntes, en el silencio, en los compartimentos estancos, en lo bien que sienta irse, en motos y coches, en bicicletas, en bailes, en el erotismo, en La tía Julia, en Man...

3 comentarios:

Elros dijo...

Joer... pues sí que te da de sí la Lengua Española IV!! En mi año no fue tan productiva! jajajaja!

¿Y en "el escribidor" no piensas cuando rememoras a su tía?... ;-)

Muak!!

coloccio dijo...

para café, partida de cartas, merienda, sudores, para mirar a chicas, o chicos, "¿te lleno el botellín?", caras estúpidas, para gestos más estúpidos, risas, tembleques...

Da para todo, menos para lo que tiene que dar

-CHSSSSSS!!!

Vanlat dijo...

Elros, sí pero menos... ya pienso en lo que tengo que pensar... :P

Coloccio: si tienes quien te llene el botellín, ni tan mal ¿no? jajaja