8/12/2008

Crecer...

significa pasar un rato en el salón de tu casa, pintado a trozos y con tela blanca y negra en el sofá, comer patatas y hablar de sexo con gente que no conocemos. Significa hacer las maletas y darte una leche con la primera pared que te encuentras, darte cuenta de que con un giro todo se arregla y seguir pa' delante. Significa ver quién se quedó en el camino y porqué. Significa dejar gente en el camino. Significa comprar un billete de avión y llevar como equipaje un montón de nombres y situaciones que no quieres olvidar. Significa saber cuándo quieres y no quieres. Significa pensar qué quieres hacer en cada momento de tu vida y tener cojones para hacerlo. Significa no rendirte porque te digan que no. Significa abrazarte a otro y prometer no enamorarte. Significa batir las malas ideas y comértelas en tortilla. Significa hablar de cosas que no hablas por pudor. Significa pasarte horas leyendo sobre algo que no tienes muy claro lo que significa. Significa pensar en dar una sorpresa y darla. Significa tener una casa propia. Significa que todo vuelve a ser importante sin que nada lo sea demasiado. Significa reírte de tus defectos y saber que eres como eres. Significa darte cuenta de que los amigos con piel de papá son tan imperfectos como tu propio padre y quererles más (si cabe). Significa comprarte un vestido para dar un paseo. Significa ducharte con alguien. Significa saber qué debes hacer. Significa hacer un bizcocho y repartir pedazos por el mundo (y cuando se acabe, hacer otro). Significa entender significados.
Significa reírte al escribir un post que iba a decir una cosa y que ha acabado diciendo esto.

2 comentarios:

coloccio dijo...

"Significa que todo vuelve a ser importante sin que nada lo sea demasiado"

Me la guardo.

Significa también buscarle sentido a la muerte y no saber bien qué pensar

Vanlat dijo...

Te la presto el tiempo que quieras...

Uf, la muerte... la muerte y crecer; yo casi siempre los relaciono al revés, pero eso sólo una relación íntima...

Un beso!