1/24/2007

¿Por qué nadie me avisa de estas cosas?

Esta mañana me he levantado contenta, he esperado una hora en el ambulatorio para que me dieran el resultado de una analítica..., he vuelto a casa, el tráfico era infernal, tenía hambre... pero no pasa nada porque estaba contenta. A última hora de la tarde he cogido el coche y me he ido al médico que está en el centro de la ciudad (sin plazas de aparcamiento y con un cuarenta minutos de autobús)... y yo, inocente, voy pronto por si acaso me cogen antes y oye... mejor...
Pues no. Te meten en la sala de espera (llena es poco) encuentra una silla o siéntate en el apoyabrazos del sofá de tres plazas donde una señora ha puesto a sus cuatro retoños... que no sé por qué coño se viene con los niños y los amigos de los niños al médico (y menos si es un ginecólogo!!!), el hilo musical estupendo con KISS FM los niños sentados y gritando (¿pero qué habilidades más raras tenemos los españoles?), todas las señoras mayores mirándote con cara de ¿¿qué-hace-una-chica-sola-de-tu-edad-aquí???, Porque eso sí al ginecológo todo el mundo va acompañado. La madre reciente con su pareja y el niño... que la doctora tiene que ver lo guapo que es. La embarazada primeriza con su recién estrenado marido (se les nota=alianza) y orgulloso futuro padre; a veces se incluye en el pack a la madre de ella e incluso a la madre de él, pero esto es más opcional. Y la chica joven que va con su madre porque a)igual el señor médico le hace algo malo y b) la madre es supermoderna y sabe perfectamente todos los chicos a los que su hija se tira (edad madre 40-50 apariencia 30, edad hija 19-22 apariencia loba total). Y no me malinterpretéis, que a mi me parece muy bien que la gente vaya al médico en pareja, en tríos o en cuartetos...con que me dejen tranquila y no me examinen me basta...
Total que ahí estaba yo, con mi libro, pasando de todo... y un casco del mp3 en la oreja, por aquello de que me gusta la música (MI música) y me aisla del mundanal ruido... Y toda la sala mirándome... minuto tras minuto... hasta que ya llevaba media hora allí y me he cansado de leer; he sacado la libreta y me he puesto a escribir y todo el mundo con el ojillo por encima a ver si conseguía pillar algo (bueno todo el mundo no, las dos señoras Marías que tenía al lado) y un niño monísimo de pocos meses gateando aferrándose a mis pantalones y la madre que venía y se lo llevaba y no nos dejaba jugar...
Y seguían pasando los minutos... hasta que he batido mi propio récord, sólo superado por un día que llegué una hora tarde al dentista y me dejó para el final (dos horas allí...) de una hora y media esperando para que me hicieran una ecografía... Viene la enfermera, me llama y me mete en una sala: Quítate toda la ropa de cintura para abajo y espera que ahora te traigo una sábana... Ah pues si espero, espero me quito los zapatos por eso de ir haciendo algo y la tia entra dejando la puerta abierta y me dice, sí, desnúdate que la doctora ya viene... Ejem, te importaría salir a ti???? QUe una cosa es que una sea muy liebral y tenga asumidos sus complejos corporales y otra tener que hacerte un striptease, bonita!!. Y allí estaba yo, sin pantalones, calcetines ni bragas con la sábana puesta a modo de falda... estupenda jeje, tumbada en la camilla... Cuando llega la médico y pone un condón en un "algo" alargado y le echa una crema (lubricante) encima y yo flipando en colores.
Acerca "eso" a mis piernas y me dice: "Abre un poco. Tose" ¿qué tosa??? e introduce el algo fálico...(entonces me he dado cuenta de que era una cámara) por mi vagina... y yo flipando todavía... Que a ver si me entendéis que es una médico, pero ¿cuándo se ha cambiado la tradicional cremita en la tripa por esto? ¿Y por qué nadie me había avisado??? Total que al final resulta que estoy estupenda por dentro, estupenda estupendísima... Y menos mal porque tengo que vovler allí en época de exámenes, con estrés y pegarme una hora y media esperando mientras la ciudad piensa que estoy embarazada y me tiro por un puente y que me miren en urgencias directamente ....
No os voy a engañar... me he sentido muy extraña con la cámara esa dentro de mí... estos inventos de la ciencia...

2 comentarios:

Ventarrón dijo...

jejeje, una crónica muy buena.

te dejé un recado en mi último mensaje, en mi blog.

aceptarás?

Vanlat dijo...

Aceptado queda y ya respondido... ;)